Hetero Jovencitas

Abusando de mi compañera de universidad

Era al rededor de las 9:30 PM, cuando tomaba clases de estructura en la Universidad, en esos dias era muy susceptible, pues tenía alrededor de dos meses que no gozaba de los placeres sexuales, asi que con cada falda muy corta que veía, daba paso a la rigidez de mi miembro, asi pues, derrepente llego un pensamiento vano, haciendo que recordara mi manía cuando estoy en el mete y saca, de morder el cuello de la mujer que en ese momento estuviera sometiendo, eso origino que de inmediato y sin reparar en nada, despertara mi miembro, mientras recordaba en ese momento, no me percate que una de mis compañeras de salón observaba el bulto que me hacia en el pantalón, al dar me cuenta de ello, me sentí un poco avergonzado, pero momentos despues mi vergüenza se convirtió en fantasía.

Asi pues que me acomodé en la butaca, para que el bulto que se notaba en mi pantalón ella pudiera verlo mejor, no pude pensar en nada mas, solo en saciar mi fantasía, fueron minutos interminables, mientras me azotaba la duda y la desesperanza, quería realmente saber si ella esta interesada en mi bulto, hasta que derrepente rompí el silencio pidiéndole prestado una goma de borrar, a la cual ella muy sonriente accedió, pregunta inmediata fue:

¿ Alguien te viene a recoger?.

No, Nadie.

Esa fue su respuesta, yo al instante le dije:

Pues yo te llevare a tu casa ¡.

Tengo Auto ¡

.Ella respondió que por supuesto, cuando termino la clase de estructura 10:00 PM, nos dirigíamos al parqueo donde se encontraba estacionado mi automóvil, en ese trayecto iba pensando como ponía conversación sexual, nos montamos en el auto y arrancamos y aun iba pensando, asi que se me ocurrio de repente pararme con el pretexto de que quería hacer pipí, y ponerme en una posicion mientras lo hacia que ella pudiera ver mi gorda y ancha verga, asi lo hice, pero al montarme algo paso, no se si fue que en ese momento el diablo me impulso, pero allí mismo saque mi mástil, y se lo enseñe.

Ella quiso alarmarse por el hecho, pero entendí en ese momento que no podía dar paso atras, asi que le pedí,que la acariciara o se bajara de mi auto, ella no tuvo mas remedio que acariciarla, en un principio su cara denotaba asco, momentos despues comenzo a decir que, que grande estaba mi verga y esas cosas, sus palabras fueron música para mis oídos, porque de inmediato, comenze a acariciar sus senos, no aguante y comenze a chuparlos, con lujuria loca, era tanta mi pasión, que me vine en sus manos.

Algo que me sorprendió cuando ella comenzo a lamer su mano mojada de semen, y decía:

¡ hmmmm que rico sabe, quiero que me des mas!.

Yo seguí chupando sus senos, se me ocurrio de momento acariciar su vagina, estaba hiper húmeda, asi que comenze a masturbarla, primero con un dedo, luego dos, hasta que al fin tres, escuchaba sus gemidos que aumentaban a medida que aumentaba el movimiento de mis dedos, hasta que sentí como descargo ese liquido en mis dedos.

Ya estaba yo tan caliente nueva vez, que decidí penetrarla, pero otra vez el diablo intervino en mi mente diciendo que la cogiera por el culo, que no importara que le doliera que a ella le iba a gustar, al instante le pedí que volteara que la clavaría por detrás, ella puso resistencia un poco, pero luego me dijo, que lo hiciera bien despacio pues mi verga es muy gordo y una envestida violenta su pobre culito no resistiría, asi lo hice, comenze bien despacio, hasta que fue entrando casi toda, sentí que no era mucho de su agrado, asi que decidí mientras le envestía el culo, que mis dedos jugaran un poco con su clítoris.

Ella comenzo a moverse con desenfreno, no le importo en ese momento que tan partido le quedaría el culo, alcabo de 15 minutos aproximadamente de jadeantes movimientos, ella me pidió que le partiera el coño, pero el diablo me decía que no, que siguiera con el culo, pues quedaría mas maltratada, pero en esta ocasión no le hice caso, asi que retire mi verga del culo con cuidado, había un poco de sangre en ella tambien en el asiento del auto, y de un solo golpe se la clave, ella entre un suspiro profundo solo pudo exclamar ” Abusador “.

Parecía como si se fuera a desmayar cuando al instante acelere el ritmo de las envestidas, ya me imagino yo como se veía mi auto desde fuera moviéndose de la violencia sexual que se contenía dentro, bueno yo me vine pues no podía aguantar mas, pero mi machismo fue mas fuerte, porque seguí el movimiento sin parar hasta que ella se viniera, paso un buen rato y sentí como se doblaba mi verga dentro de su coño y como me molestaba, pero quería hacerle venir, hasta que llego el glorioso momento y se vino, cuando ella se incorporo de nueva vez en el asiento del auto, me miro fijamente y me dijo que era un desgraciado, que no se iba reponer por muchos dias de la paliza que le propino mi verga a su culo, y que sentía aun le brotaba un poco de sangre, solo alcancé a decirle, ” no quiero que manches el tapiz de mis asientos.

En la actualidad nos vemos en la Universidad, pero cuando me ve, da claras muestras de odio hacia mi, yo por mi parte desde de eso, no he dejado de repetirlo en la soledad de mi cuarto una y otra vez masturbándome a cada momento, porque me he Enamorado de ella de manera increíble.

Leave a Comment