Gay

Soy chico hetero, o eso creia yo…

SOY CHICO HETERO, O ESO CREIA YO: Que mala suerte la mía.

Tengo mala suerte, he de decirlo, nunca lo he negado, pero la situación que os voy a contar ha acabado conmigo.

Ante todo me presentaré, me llamo David, tengo 23 años, y soy de Alicante. Soy moreno, mido 1,70, de pelo corto, 67 kg y guapete de cara, jejeje, o eso pienso yo.

He de reconocer que soy una persona bastante salida, en el sentido de que me caliento enseguida, ya sabeis a lo que me refiero…

Una vez leí un anuncio de contactos en un periódico, 2 días antes había visto la película Matrix en el cine, y leí algo así como ” Trinity, 22 años, clavada a la actriz de Matrix…”, que quereis que os diga, cuando vi Matrix me enamoré de la actriz que interpretaba a Trinity, además de su estética, a si es que me decidí a llamar, por teléfono concreté una cita (y el precio que comprendereis que no os revele).

Fue al día siguiente cuando armado de valor toqué al timbre de su apartamento, al momento Trinity me abrió la puerta, supongo que os preguntareis como era, no?. La verdad es que a fuerza de contaros la verdad, su cara se parecia bien poco a la actriz, aunque era relativamente guapa me lleve una gran desilusión, pero lógicamente no se lo hice saber.

Gracias al cielo, de cuerpo si que me sentí contento, llevaba puesto un pantalón de cuero negro muy, muy apretado, que la verdad sea dicha, le sentaba genial.

Por si fuera poco, tambien llevaba un top de cuero negro ajustado del cual sobresalían una buen par de pechos, y cuyos pezones eran visibles a simple vista.

Una vez dentro de su casa me sirvió una copa y pasamos a su habitación, allí se acercó a mí y compenzó a besarme, yo inmediatamente deje la copa en la mesilla y empecé a sobar ese maravilloso culo.

Al momento yo ya estaba completamente desnudito y tumbado en la cama mientras Trinity me chupaba la polla y se calentaba los pezones sobre el precioso cuero negro de su top.

Le dije que parara, me acerqué a ella y le quité el top.

Sus pechos no eran como me los esperaba, grandes y duros, sino que eran bastante pequeños aunqué con unos pezones demasiado grandes para mi gusto, a si es que me detuve poco tiempo en ellos.

En ese momento Trinity me dijo que queria que yo le follase el culo, lentamente se bajó el pantalón y el tanga (también negro), cogió mi polla y lentamente fue metiendosela por el culo, muy lentamente.

Cuando iba a correrme le retiré mi polla y le pedí que se tumbara en la cama que queria comerle el coño.

Fue ahí cuando todo cambió, se dio la vuelta y me dijo que con lo que ella tenía sería dificil comerle el coño.

Así es, cuando bajé la mirada observé una polla bastante grande, no se, de unos 15 cm.

Me preguntó si me importaba que tuviera polla, a lo cual respondí que si.

Aunque le dije que mientras no me tocara con ella todo iría bien, le pagué y me fui.

Esto es todo.

O casi todo, desde entonces no hay día que no me masturbe fantaseando con lo que habría hecho con ella, con Trinity, aunque nunca más me atrevería a llamarla.

A si es que así me encuentro, con 23 años, y con fantasias homosexuales que no se si alguna vez podré satistafer, porque de lo que me he dado cuenta es que a partir de ese momento he sentido una gran atracción sobre los chicos, pero no se que hacer con respecto a mis sentimientos, si guardarmelos dentro, o tratar de conocer a un chico joven de Alicante (de donde yo soy), con poca experiencia para que me inicie en el terreno homosexual del que tanto he fantaseado…

Leave a Comment