Hetero Maduras

Mi adorable vecina

Permitid que me presente, mi nombre no os lo voy a decir por razones que todos entenderéis, tengo 22 años y esto me sucedió hace uno, hasta ese momento sexualmente no era un experto, virgen no era pero debido a que compito en mountain-bike no me queda mucho tiempo para chicas, aunque al estar en forma y ser guapete pues de vez en cuando pescaba algo, hasta que sucedió lo que todos los chicos deseamos, me acosté con una MUJER,

Una tarde acabado mi entrenamiento de mountain-bike me fui hacia mi casa, una vez llegue al portal llame al telefonillo una y otra vez, parecía que se había vuelto a estropear el telefonillo, ya que debería estar mi hermano pequeño en casa, casualmente llegó mi vecina Marga de la compra y me dispuse a ayudarla a entrar la compra, pero rechazó mi ayuda

-gracias, pero debes estar muy cansado, lo que debes hacer es ir a tu casa y ducharte, que se te ve muy sudado, hoy habrás corrido muchisimo- con lo que me dispuse a subir a casita y ducharme, me había pegado una buena paliza.

Llame y llamé pero mi hermanito se había marchado y me había dejado colgado, ya que mis padres no volverían hasta varias horas, así que para hacer un poco de tiempo me puse a hacer los ejercicios de estiramientos en el descansillo, pero afortunadamente de nuevo surgió la figura de Marga, ella tiene 43 años, pero madre mía como se cuidaba, todos mis amigos estabamos quedados con ella, era bajita, pero mantenía la línea y tenía unas tetas que nos volvían locos, su cara aún mantenía un aspecto juvenil, pero con un toque de viciosa, tenia las piernas pequeñas, pero estaban totalmente en forma. ME preguntó que es lo que estaba haciendo y yo se lo explique, me preguntó porque no lo hacia en casa y la dije que me habían dejado colgado, así que me invitó a entrar en su casa para tomar un poco de agua y descansar, ya que dada mi indumentaria pocas cosas podia hacer, ya que llevaba mi traje ciclista con colores llamativos, las zapatillas, gafas… ¡¡como para ir al parque a esperar!! En! tré en la cocina y me ofreció te

–quien te ha visto y quien te ve, si hace nada eras un mocoso y aquí estas, hecho un hombre–

mirándome un poco lascivamente, pero pensé que esa mirada estaba tan solo en mi imaginación, momento en el que se quito un botón de la blusa que llevaba, y empezó a sacar las cosas de la compra, a la hora de recoger las cosas no se inclinaba, sino que lo hacia desde arriba, dejándome al descubierto sus pechos, al ser la blusa bastante holgada, incluso en una de esas recogidas, de espaldas a mí, me obsequió con una visión preciosa, su hermoso culo, pudiendo ver el final de sus medias, yo estaba ya empezando a desvariar y se me estaba empezando a ponerme palote, y como llevaba el culotte me tuve que sentar para no ser sorprendido. Una vez que acabó de poner todo en su sitio me indicó que me quitase la parte de arriba del traje, que me traería una toalla y una camiseta, a lo que accedí, me indico que me fuese al salón y viese la TV, que ella se iba a cambiar y volvería con la camiseta.

Una vez en el salón me dediqué a mirar fotos y me acordé que Marga se estaba divorciando de su marido, y empezaron a venirse a mi cabeza todo tipo de ideas, pero lógicamente se me fué de la cabeza…. hasta que volví a verla, se había puesto tan solo una camisa amplia que le cubría de milagro sus caderas, así que en un momentín se me puso de nuevo juguetona la verga.

Ella me dió la camiseta y se sentó en el sofá conmigo, se puso en el otro lado del sofá, hacía mi, con las piernas sobre mis rodillas, con lo que podía ver sus braguitas, estaba a 100 y tenía miedo a que me sorprendiese con mi excitación. Empezamos a hablar de lo típico, mis estudios, amigos, y me preguntó por como iba mi carrera de ciclista, hasta que llego el momento en que me preguntó si me dolía cuando me depilaba, la respondí que sí, que era lo que peor llevaba, ella me propuso que la próxima vez que me depilase lo haría ella, que ya vería como no me haría daño, ya que llevaba mas tiempo que yo haciéndolo y me advirtió que tenía suerte.

Al momento, no se como, empecé a chuparle uno de sus pies, poco a poco, dedo a dedo, dándole un masaje, cuando levanté mi mirada y ella estaba tocándose sus tetas y metiéndose un dedo en la boca, ella vió como la observaba y empezó a chuparse el dedo como si fuese mi polla, lo que de verdad me puse al borde del infarto, de buenas se levantó y me bajó el culotte, y empezó a magrearme la polla, poco a poco yo estaba en el cielo, empece a notar como su lengua recorría mi capullo y empezó a mamármela, metió mi polla en toda su boca, y empezó una succión un tanto agresiva, se veía que llevaba mucho sin probar una de estas cuando la advertí que me iba a correr, momento en el que empezó a chupar aún mas rápido, saqué mi polla de su boca y me corrí en toda su carita, ella empezó a recoger todo mi semen de su cara y a chuparlo, momento que aproveche para quitarme del todo el culotte,, ella estaba de cuclillas cuando me cogió de la mano y nos fuimos a su cama, a los pies de ella comenza! mos a besarnos.

–Vamos, sigue por Diossssss– .

Momento en el que empezó a gritar de tal forma que pensé que en cualquier instante vendría un vecino para ver que pasaba, creo que se corrío, porque segregó de su conejo un liquidillo que rápidamente chupé y chupé, momento en el que me sacó la cara de su conejo, comenzó a tocarme el pelo, y al oído me susurró

–¿Esto es todo– .

En ese instante recordé que aún no había visto sus tetas, momento que aproveché para quitarle la camisa y empecé a sobarla las tetas de manera muy agresiva, mientras ella me comía un poco los labios, en ese momento comenzamos de nuevo a besarnos y mi boca comenzó a bajar, pase por su canalillo y la di unos mordisquitos en uno de sus pezones, momento en que me soltó:

n Vamos a ver si manejas tan bien la polla como la lengua– . n Cogió ella el mando de la acción y de nuevo me la chupó, cuando comprobó que estaba lo suficientemente dura, se abrió de piernas y sin decirnos nada comencé a metérsela, no me costo nada, ya que estabamos los dos tan excitados que nuestros fluidos sexuales nos lo facilitaron todo, yo notaba que tenia una mujer totalmente húmeda y excitada para mí, empezó a pedirme que lo hiciera mas rápido.

n Más, más– . n n Cuando la advertí que me iba a venir, sujeto mi culo y lo agarró fuertemente hacia si, impidiendo que pudiera hacerlo, notando como comprímia el coño una y otra vez sobre mi polla, me dejo de nuevo libre y continuamos con la follada y de nuevo me pidió que llegase hasta el fondo, cosa que pude hacer, comencé a tocarles las tetas, momento en que me empujo violentamente y me dio la vuelta, momento en que empezó a jinetearme saltando como una loca, dios mío la visión de sus tetas sueltas saltando de un lado a otro me exc!itó mucho mas.

Desde ese ida mi vida a cambiado, mantenemos una pequeña relación sexual oculta para todos, para que os podáis hacer una idea cuando la veo desde mi patio y lleva puesto mi culotte quiere decir que quiere guerra, y ahora en mi nuevo equipo ya se huelen algo, porque ella viene a verme a muchas competiciones, y se nota que no es mi madre, ni mi tía, yo sólo digo que es una amiga de la familia, aunque nada mas lejos de la realidad.

Leave a Comment