Hetero Jovencitas Orgias

Orgía en la biblioteca

Muchas veces me acuerdo cuando era un chaval y estabamos estudiando secundaria. ¿qué sería de ISABEL la profesora que teníamos de Ciencias Naturales? Yó la verdad no aprendí gran cosa de las ciencias pero de lo natural, creo que me ha dado ella unas buenas clases.

La cosa fue como sigue. Estabamos un amigo y yo repasando en la biblioteca el estudio de un examen que tendríamos esa misma tarde, la biblioteca acaba de abrir y estabamos mi compañero y yo solos, tampoco había llegado el profesor del turno de guardia que es el encargado de velar por la tranquilidad en la sala de estudio. De pronto apareció Isabel, la profe de ciencias. Mi amigo me dió un codazo y me dijo JODER, SOLO DE MIRAR PARA ELLA SE ME PONE TIESA, la verdad es que tal y como venía estaba como para comérsela, con una minifalda de cuadro, y un escote de vértigo, tenía unos pechos pequeños pero anchos y la verdad, como decía mi amigo, solo de mirar para ella se le ponía tiesa a uno.

Nos preguntó… ¿ qué estudiando el tema del examen de hoy? Yo le respondí, claro si, le respondí, sino los cojones estaría yo aquí estudiando. Ella se quedó asombrada de como le contesté pero es que la verdad, yo prefería estar fuera tirándole lo tejos a cualquier nena sobre todo a MELISA una compañera de clase que todos quería probársela.

De pronto vi por el espejo de la biblioteca que MELISA venía a estudiar, y me dije, esta tiene que llevarse un buen recuerdo del examen. Se sentó enfrente de nosotros y mi compañero me dijo: voy a tirar el boli al suelo para poder verle las bragas a MELISA, de pronto mi compañero se levantó y me dijo joder las tiene de tanga y son azules pero su paisaje se turbó por la presencia de la profe que se percató del detalle y vino a reprenderlo, a mi me mosqueó cuando dijo: deja a MELISA tranquila si quieres algo me lo preguntas a mí. Mirando para MELISA vi como empezó a chupar el bolígrafo, me excitó tanto que no pude contenerme, me descalcé y le mití el pie entre las bragas ella se percató y se puso colorada, empecé a frotrarle el clítoris y cada vez chupaba con más ganas el boli, mi compañero también estaba a cien. No aguanto más, me dijo voy al servicio a tirarme una paja. La profe también se percató y mando sentar a mi compañero cerró las cortinas y se empezó a despelotarse quedándose solo con un TOP. Me dijo porque no me lo haces a mí también, mira también meteré el boli en la boca. Se agachó mi compañero vió que apartaba las bragas y se frotaba su hermosa chochita no aguantó más me dijo y se tiró a por ella, se la clavó de golpe por el culo y empezaron a disfrutar como dos condenados. MELISA no aguantaba más y me dijo: venga follame aquí encima de la mesa. Le heché un polvo que disfrutó como una cerda, cuando se corrió, parecía un río del flujo que soltaba. Al acabar mi compañero aún estaba intentando joderse a la profe. Pasé por delante de ella para ir al servicio y me agarró la polla empezó a chuparmela como si fuese un boli y quisiera chuparte toda la tinta. Me puso la verga dura como una piedra, no aguanté más y al final me corrí en su boca, mirándola me dijo, que no es mejor esto que estar estudiando?. Aún no había acabado de decir esto y me dijo : joder lo de tu amigo no es una polla ni es nada.

Yo le respondí que si quiería buen material tendríamos que pasarnos otro día por la sala de estudio yá que mi pija no estaba para más cachondeo. Mi amigo, al salir me dijo, joder para la profe se los come a los dos y aun tiene aguante. Los días posteriores estudié más que en toda mi vida.

Ah!, se me olvidaba, en el examen saqué un 0 y la profe me dijo que tenía que recuperar todo el verano y ella estaba dispuesta a darme clases particulares todos los días.

Leave a Comment